Cada set completo incluye:

Ventajas del sistema completo:

​Sobre cerraduras de embutir o "mortise lock"
 

Una cerradura de embutir o “mortaja” (mortise lock en Inglés) está compuesta de un cuerpo rectangular grande que se inserta en una cavidad excavada en el lateral de la puerta.  El cuerpo de la cerradura aloja las partes que operan el cierre, incluyendo el mecanismo para el pomo o manija, la aldaba y el cerrojo. 

Este tipo de cerradura se utilizaba en todo el mundo, pero se hizo menos popular en algunas partes con el advenimiento de las cerraduras cilíndricas barrenadas (popularmente utilizadas en Panamá y Estados Unidos) dado que esta última es más fácil de instalar.  Sin embargo, la cerradura de embutir continuó utilizándose en Europa ampliamente en edificaciones de todas las edades.  Debido a que la cerradura de embutir es en sí muy fuerte, en la actualidad se están haciendo más comunes en Estados Unidos en la construcción comercial y residencial de alto costo.

Ventajas: La cerradura cilíndrica típica no es fuerte y requiere de un hueco que atraviesa el marco estructural de la puerta, debilitándola.   En cambio, la cerradura de embutir en sí es más fuerte que las cerraduras cilíndricas típicas, y dado que se inserta de forma longitudinal en la puerta,  la fortalece.  La cerradura de embutir es más fuerte y versátil, tanto en la guarnición externa como en la funcionalidad.  Permite el uso de diversas manijas y pomos, tanto decorativos como fundidos, ya que puede alojar un resorte más pesado y un mecanismo interno más sólido.  Por otra parte, la cerradura de embutir normalmente es compatible con una amplia gama de cilindros y accesorios de otros fabricantes, aportando gran flexibilidad.